lunes, 11 de noviembre de 2013

Claudemir Vítor

Liga 93-94 de Panini. Anverso del cromo.

Claudemir Vítor Marques (28/09/1972  Mogi Guaçu, Sao Paulo, Brasil). Desde que en este blog tenemos uso de razón (principios de los noventa), el Madrid ha tendido siempre problemas con los laterales derechos que ha fichado. Desde Vítor a Coentrao, pasando por Secretario, Diogo, Panucci, Cicinho, Geremi o los canteranos Miñambres, Velasco o Rojas. Tan sólo triunfaron fichajes como el de Míchel Salgado o Sergio Ramos (posteriormente reconvertido a central), y a un menor nivel el siempre discutido Arbeloa. Pues en esa tesitura estaba el Real Madrid en verano del 93, ya que buscaba un lateral diestro para ser titular. Sin embargo en Chamartín deseaban contratar a Cafú, emergente lateral diestro brasileiro y que comenzaba a despuntar en el Sao Paulo. Según los rumores de la época, el Madrid de Ramón Mendoza había conseguido un acuerdo verbal para traerse a Cafú en el mercado invernal, ya que los brasileiros lo querían para que disputase la Copa Intercontinental del 93 en la que el Sao Paulo se imondría al Milán por 2-3. 

Como Cafú no llegaría hasta enero, el Sao Paulo ofreció a los blancos a otro lateral diestro joven que tenía una gran proyección: Vítor. Había debutado con el Sao Paulo en 1990, y con los del Morumbí consiguió sus mayores éxitos, ya que desde 1990 hasta 1993 Vítor ganó un Brasileirao (1991) dos Campeonatos Paulistas (1991 y 1992), pero sobre todo la Libertadores del 92 (al Newells Old Boys a penaties tras quedar tanto en el partido de ida como en el de vuelta 1-0, aunque no estaba inscrito en la competición pero i en la plantilla), la Libertadores del 93 (venciendo en la final al Universidad Católica de Chile por 5-1 en Brasil, con un gol de Vítor, y perdiendo en Chile por 2-0), y las Intercontinentales del 92 (al Barcelona por 1-2) y del 94 (al Milán por 2-3).
Liga 93-94 de Este. Anverso del cromo.

Vítor aterrizó en Madrid en verano del 93 con Benito Floro en el banquillo, después de haber jugado 143 partidos y haber anotado3 goles con el Sao Paulo. Debutó en Liga en la primera jornada en la goleada del Real Madrid en Pamplona por 1-4. Tan sólo jugaría dos partidos más, la derrota del Real Madrid en el bernabeú frente al Valladolid de la segunda jornada por 1-3, y la derrota en el casa también frente al Oviedo por 0-1. Su baja forma física, su mal rendimiento, y su falta de adaptación (cuando llegó dio que desconocía la Quinta del Buitre, y que del Real Madrid sólo sabía que jugaban Míchel y Butragueño), provocaron lso silbidos del Bernabeú, y que Mendoza dijese de él "Vítor es una castaña y se irá en diciembre". En efecto, Vítor no volvió a jugar en el Real Madrid, el lateral derecho fue ocupado por un reconvertido Luis Enrique y por Nando, y en ocasiones por el canterano Velasco. Seguramente las palabras de Mendoza, las dijese pensando en que Cafú llegaría en Enero, pero las discrepancias entre el jugador (seguramente su representante) y el club, provocaron que se quedase en el Sao Paulo, ya que su deseo era jugar en el Calcio, deseo que cumplirías previo paso breve por el Real Zaragoza.

En el mercado invernal regresó al Sao Paulo, en donde terminó la temporada. En 1995 ficha por el Corinthians en calidad de cedido en donde ganó el Paulista y la Copa de Brasil del 95. Cruzeiro y vasco da Gama fueron sus siguientes destinos y en donde ganó sus últimos títulos. En el Cruzeiro Vítor conquistó la Libertadores del 97, tras derrotar al Sporting Cristal de Perú (0-0 y 1-0). También conseguiría la Copa de Brasil del 96, y los Campeonatos Mineiros del 96 y del 97. En el Vasco da Gama conseguiría su última libertadores. Fue la de la edición de 1998, la que los brasileiros ganaron en la final a los ecuatorianos del Barcelona, derrotándolos en la ida por 2-0 y en Guayaquil por 1-2. Esto le permitió disputar la Copa Libertadores en la que se vería las caras con el Real Madrid. El resultado es por todos conocidos (2-1 para el Madrid), pero Vítor pasará a la historia por ser el defensa al que Raúl le hizo el recorte conocido como el Aguanís. También ganaría el Campeonato Mineiro del 98.

Después de pasar por el Botafogo, tendría su segunda experiencia europea. Hizo las maletas en 2002 para fichar por el Kocaelyspor turco. Después comenzaría un periplo por equipos modestos de brasil como el Inter de Limeira, Osasco, Ceará, Mogi Mirim, Juventus y el Guaçuano en donde colgó las botas en 2010. Una vez retirado participó en diversos proyectos sociales para niños desfavorecidos. Hay que destacar que fue tres veces internacional con Brasil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario