sábado, 14 de septiembre de 2013

Pedro Riesco

Liga 93-94 de Este. Anverso del cromo.

Pedro Riesco Herrera (25/10/1969 Madrid). Delantero centro "clásico" de la década de los noventa, comenzó a destacar en el Getafe cuando aún era muy joven, fichando en 1990 por el Rayo Vallecano que por aquel momento se encontraba en Segunda División. En su primera temporada en Vallecas Pedro Riesco juega 14 partidos y no logra anotar ningún gol. La temporada 91-92 es la de su consagración en el cuadro rayista, ya que anota ocho goles en 36 partidos, ayudando de manera notable al ascenso de conjunto vallecano a Primera División después de haber quedado en segunda posición por detrás del Celta de Vigo. Al Rayo sólo le hacía falta un empate en la última jornada de Liga frente al Castellón, al que acabó goleando por 4-1 con goles de Josete, Rodri, Calderón y Pedro Riesco que supuso el definitivo 4-1, por parte del Castellón Mladenovic puso en el minuto 42 el 1-1 en el marcador.

Liga 92-93 de Este. Anverso del cromo.

Debuta en Primera en la primera jornada de la 92-93 en un Valencia 1 - Rayo Vallecano 0, y marca su primer gol en la máxima categoría en la jornada décima en un Sevilla 3 - Rayo 2. En total juega 35 partidos (33 como titular), y anota seis tantos: el ya mencionado al Sevilla, en el histórico Rayo 2 - Real Madrid 0, Burgos 0 - Rayo 3, Rayo 1 - Dépor 1, Rayo 1 - Espanyol 1, y en el también histórico Real Madrid 1 - Rayo 1. En conjuno de Vallecas que estaba dirigido por José Antonio Camacho acabaría la temporada en décimo cuarta posición, consiguiendo la permanecia de forma holgada, en un conjunto en el que destacaban los Wilfred, Josete, Cota, Calderón, Paco Jémez, Miguel Hernández, Visnjic, Pizo Gómez (del que algún día hablaremos también), Anton Polster, Pablo Gómez, Toni Jiménez, Javi García, Lema, Momparlet, Ayarza o Pruden.

Liga 92-93 de Panini. Anverso del cromo.

En la 93-94 el Deportivo se fija en el para reforzar su delantera, y que sea un buen recambio a la delantera formada por Bebeto, Manjarín y Claudio Barragán. Se empezaba a forjar el SúperDepor y los coruñeses desembolsaron un millón de pesetas para hacerse con los servicios del madrileño. En su primera temporada en Coruña, Riesco jugó un total de 18 partidos (tan sólo 4 como titular), convirtiéndose en el jugador de refresco par a los atacantes coruñeses. Su debut en el Deportivo se produjo en la primera jornada, ni más ni menos en un derbi frente al Celta en Riazor, que acabó con empate a cero, empezando como titular y siendo sustituido en el descanso por José Ramón. Su primer y único gol en Liga llegó en la jornada 30 en un emocionante Athletic Club 1 Deportivo 1. El final de Liga es conocido por todos, ya que fue la Liga del penalti de Djukic. 

Liga 93-94 de Panini. Anverso del cromo.

El Deportivo partició también en la Copa de la UEFA en aquella temporada 93-94. En primera ronda eliminaron al Aalborg danés, perdiendo 1-0 en Dinamarca y goleando en Riazor por 5-0, viendo el reportaje parece que los daneses fueron más de vacaciones que a jugar al fútbol. Pedro Riesco jugó 11 minutos del partido de vuelta al entrar en el minuto 79 por Bebeto (autor de tres goles), cuando el marcador ya estaba en 4-0. En la siguiente ronda el Deportivo eliminó al Aston Villa, en una eliminatoria emocionantísima. En Riazor el marcador fue de 1-1. Pedro Riesco entró en el campo en el minuto 76 sustituyendo a Manjarín, cuando el marcador reflejaba el empate sin goles. En el minuto 79 Saunders, adelantaba a los villanos, y ponían la eliminatoria cuesta arriba para los coruñeses, pero un gol en el minuto 83 de Pedro Riesco supondría un empate que a la postre sería decisivo, ya que en la vuelta en el Villa Park, los deportivistas conseguirían ganar  por 0-1 gracias al gol de Manjarín en el minuto 36. Pedro Riesco jugaría 15 minutos al sustituir de nuevo al asturiano.

En la siguiente ronda el Deportivo caería eliminado por los alemanes del Eintracht de Frankfurt por un doble 1-0. En la ida en Alemania, Pedro Riesco fue titular siendo sustituído en el minuto 78 por Alfredo Santaelena. En la vuelta saldría desde el banquillo, sustituyendo en el minuto 46 a Voro, cuando la eliminatoria estaba prácticamente sentenciada debido al gol de Gaudino.

Liga 93-94 de Panini. Anverso del cromo.

La siguiente temporada Pedro Riesco se marchó cedido al Valladlid en el mercado invernal, ya que la llegada de Emil Kostadinov y de Julio Salinas complicaba mucho su situación en el club. En un principio llegó a concretar su cesión a la SD Compostela, pero finalmente se truncó esa operación y se marcho al conjunto pucelano. En el equipo vallisoletano coincidió con hombres como César Sánchez, Xabi Gracia, Belodedici, Nilson, Jan Urban, Gustavo Matosas, Torres Gómez, Alberto, Rubén Baraja, Iñaki Hurtado, Pablo Gómez (con el que coincidió también en Vallecas), o el propio González protagonista del fallo de Djukic en el penalti de la temporada anterior. En el Valladolid jugó 15 partidos (10 como titular), y anotó un gol en un Valladolid 2 - Compostela 0. El Valladolid acabó la Liga en penúltima posición, por lo que acabaría descendiendo en un prinipio, pero debido al descenso en los despachos a 2ºB del Sevilla y del Celta, provocaron que se mantuviesen en la categoría. Finalmente ni Sevila ni Celta descendieron, por lo que Albacete y el propio Valladolid permanecieron un año más en Primera, conformándose la Liga de los 22 equipos que duraría dos temporadas.

Regresa al Deportivo para jugar la 95-96, pero ante la falta de oportunidades, ya que tan sólo disputó con los herculinos siete minutos del partido de Recopa en un Apoel 0 Deportivo 0, se marchó cedido de nuevo, en esta ocasión al Albacete Balompié. En el cuadro manchego jugó un total de 25 partidos, y anotó 4 goles (frente al Mérida, Compostela, Salamanca y Athletic Club). El Albacete acabó la Liga en el puesto número 20, y acabaría descendiendo después de la promoción frente al Extremadura, en la que los machegos perdieron ambos partidos por 1-0.

Liga 94-95 de Panini. Anverso del cromo.

En verano del 96 se desvincula del Deportivo, y ficha por el Deportivo Alavés de Segunda división. En su primera temporada en Vitoria se convierte en el referente en ataque junto con Codina y Serrano, y anota cuatro goles en los 30 partidos que juega. El Alavés consigue el objetivo de la permanecia con solvencia, y en la temporada 97-98 se consigue ganar el campeonato de segunda división y conseguir el ascenso a la máxima categoría. Pedro Riesco se convierte en el jugador nº12 del equipo, ya que d elos 34 partidos que disputa, en 28 de ellos los jugó saltando desde el banquillo, llegando a naotar un gol en Liga, en la victoria del Alavés por 0-1 en campo del Atlético B. En esa temporada el Alavés consiguió llegar a semifinales de la Copa del Rey, eliminando a equipos como el Deportivo, Compostela, Oviedo o Real Madrid, en la ida venció en Mendizorroza por 0-1, y en el Bernabeú perdió por 2-1. Pedro Riesco el gol en el Bernabeú.

En la 98-99 hace las maletas y se marcha al CD Ourense de Segunda, con el que acaba descendiendo al finalzar la temporada a 2ºB, tras quedar último con tan sólo 27 puntos. Aún asi se convierte en el segundo máximo goleador del equipo con cuatro goles, empatado con Currás y sólo superado por Kortina con 6 goles, aunque es el que menos partidos disputó de los tres (un total de 18).

Con 30 años ficha por el Terrase de 2ºB en verano del 99. En el conjunto catalán permanecerá hasta la temporada 2002-03. COn el Terrasa juega tres temporadas en 2ºB en las que jugó un total de 63 partidos y anotó 9 goles en las tres campañas. Destaca el ascenso conseguido en la temporada 2001-02 en la que el Terrasa consiguió el ascenso a la categoría d eplata tras haber quedado quinto en el grupo tercero de segunda B, pero debido al descenso del Real Zaragoza a Segunda, el Zaragoza B que había quedado tercero en ese grupo no pudo disputar la fase de ascenso. En la liguilla de ascenso arrasó ganando los seis partidos al Barakaldo, Hércules y Ceuta.

Supergol Marca 1995 de Marca. Anverso del cromo.

La 2002-03 fue su última temporada en activo, en la que disputó cuatro encuentros con el Terrasa en Segunda, disputando tan sólo 88 minutos entre todos. Curiosmente a enfrentarse al Real Madrid, en la eliminatoria de Copa del Rey, jugando trece minutos en el partidos de ida en elque el Terrasa empató a tres. En la vuelta el Madrid goleó por 4-2.

Posteriormente se dedicó a la representación de futbolistas, y ha sido campeón nacional de Fútbol 7 con el MaTA-dor de Majadahonda, en una plntilla en la que jugaban entre otros los ex-futbolistas Mena, Kiko, Dani García Lara o Toni Muñoz, con el periodista Javier Matallanas

No hay comentarios:

Publicar un comentario